Jan

30

También el presente está en la internacionalización

Posted by : Juan Sanchez Corzo | On : January 30, 2013

Se ha dicho que a mediados del 2013 empezará a notarse la recuperación. Para muchos llegará tarde. Para otros, no se sabe si llegará. En todo caso, es mejor empezar el año así que con negros augurios. Lo cierto y verdad es que para los que trabajamos todos los días por sacar adelante nuestras empresas, seis meses para que empiece a notarse algo la recuperación suena muy lejano. Mientras tanto seguimos gestionando una situación complicada y aprendemos de ello.

Decíamos en el cierre del año 2.012 que la internacionalización es el futuro. Queremos empezar el 2.013 afirmando que también es el presente, el único presente posible.

Son ya miles las empresas y profesionales que han emigrado. Si hablamos de Perú, por ejemplo, es alucinante la cantidad de arquitectos, ingenieros, empresas y profesionales que han hecho la maleta y se han instalado en aquel país. Si sumamos Colombia o Chile hablamos de un par de decenas de miles. Existe mercado y es muy potente. Bolivia y Ecuador van a otro ritmo, pero también demandan a nuestros profesionales y empresas. Hay sitio para muchos más.

La decisión no es sencilla desde un punto de vista empresarial, personal y familiar, pero es imperiosa si se quiere ganar mercado. Otros destinos (Oriente Medio, norte de África y África subsahariana), son atractivos profesionalmente aunque no nos resulten tan inmediatos por idioma y cultura.

Cada uno de nosotros tiene que responder a principio de año a la pregunta ¿qué voy a hacer para que mis ventas no sigan bajando o se estabilicen o crezcan? Y seguro que la mayor parte no ven en el mercado español la respuesta. Automáticamente hay que mirar hacia fuera. Lo más inmediato es la UE, sin duda, pero el mundo es mucho más grande. Decidir a qué mercado dirigirnos es la primera de las grandes opciones que debemos tomar.

Una vez determinado el objetivo país es necesario analizar ese mercado, conocer empresarios del lugar, experiencias positivas precedentes, hacer un plan, preparar los materiales comerciales en la lengua local, decidir a qué precio se va a vender, para lo cual se ha de conocer los costes en que se va a incurrir… Luego ha de decidirse cómo entrar en ese mercado (un distribuidor, un socio, directamente…)

Para contactar esos distribuidores o socios será conveniente participar en misiones comerciales, que pueden ser genéricas del sector, pero serán mucho más productivas – y más costosas, obviamente -, si son individualizadas. Tener listo el catálogo de los productos y la página web es fundamental. Las ferias en cualquier modalidad son ámbitos muy positivos, al alcance de cualquiera.

Si todo esto se hace bien luego vienen los problemas prácticos legales, fiscales y de toda índole que implica cualquier negocio y que han de resolver proveedores locales, pero esto será la señal de que se ha dado el paso. En tal caso, ¡benditos problemas!

 

Abogados Internacionales

 

 

Leave a Reply